No les dejo mi libertad, sino mis alas PDF Imprimir E-mail
Escrito por Gloria Jenaro   
Miércoles, 01 de Junio de 2011 09:15
Indice del artículo
No les dejo mi libertad, sino mis alas
pág 1
pág 2
Todas las páginas


Gloria Inés Arias de Sánchez, escribió para sus hijos:

"No les dejo mi libertad, sino mis alas

Les dejo a mis hijos no cien cosechas de trigo
sino un rincón en la montaña, con tierra negra y fértil,
un puñado de semillas y unas manos fuertes
labradas en el barro y en el viento.

 

No les dejo el fuego ya prendido
sino señalado el camino que lleva al bosque
y el atajo a la mina de carbón.
No les dejo el agua servida en los cántaros,
sino un pozo de ladrillo, una laguna cercana,
y unas nubes que a veces llueven.
No les dejo el refugio del domingo en la Iglesia,
sino el vuelo de mil palomas,
y el derecho a buscar en el cielo,en los montes y en los ríos abiertos.
No les dejo la luz azulosa de una lámpara de metal,
sino un sol inmenso y una noche llena de mil luciérnagas.
No les dejo un mapa del mundo, ni siquiera un mapa del pueblo,
sino el firmamento habitado por estrellas,
y unas palmas verdes que miran a occidente.