Sin presente ni futuro. Visita del Equipo Animador a un barrio de exclusión Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   

Este es el pensamiento que desde el domingo me repito. Desde el domingo por la mañana, cuando visitamos La Cañada Real y el Gallinero.

Blanca y Conchis se ofrecieron para enseñarnos estos dos lugares. El Equipo Animador de la Red Laical estábamos en Madrid en unas jornadas de trabajo. En septiembre cenó con nosotros Blanca, religiosa de la comunidad de Vallecas, y nos explicó todo lo que suponía la Cañada y el Gallinero y la tarea que allí estaban haciendo. Nos quedamos impresionados por todo lo que oíamos.  Y quedamos que en la próxima reunión iríamos a verlo.

No puedo encontrar palabras para describir lo que vimos y lo que sentimos. Fue un impacto directo. Un impacto directo a lo más hondo de nosotros. Y un montón de preguntas que te vienen a la cabeza y que no tienen respuesta. O al menos, no las sabemos encontrar.

El día lluvioso y frío parecía que quería acompañarnos también, haciendo que todo ese paisaje pareciera más triste, más mísero, más inhumano.

Quizá sea esa la palabra, si es que hay alguna palabra que pueda resumir la situación de tantos miles de personas que viven allí. Inhumano. Sí. Inhumano, un lugar donde parece que las personas pierden hasta su dignidad.

Y en medio de toda esa desolación, pudimos compartir la Eucaristía en la parroquia de Santo Domingo de la Calzada. Una Eucaristía que fue pura VIDA. Compartirla con las personas que trabajan allí, dedicando horas y esfuerzos, fue una experiencia que nos unió en comunión con ellos.

Isabel Pérez Santos

Red Laical

Equipo Animador