CCLCMV: los misericordiosos (II) PDF Imprimir E-mail
Escrito por Comunidad Cristiana Laica CM-VA   
Lunes, 02 de Diciembre de 2013 00:00
CCLCMV – 25/11/2013   6ª reunión

Tema:  Bienaventuranza “Los misericordiosos” de Chércoles (II)
 
Arrancamos con un Padrenuestro y compartimos sobre el texto, lo que nos afecta en la vida:
-   No qué es exactamente “ser misericordioso” (sentimiento, actitud, …) pero es condimento del perdón.
-   Judas se cierra por salvar su imagen. Pedro comparte: le preocupa más la situación del otro (Jesús). En mi vida hay de ambos.
-    Chércoles da importancia a la confesión ante los demás, les expones tus pecados, y ahí te pueden recuperar.
-   No me gusta la confesión. La hago anual y a regañadientes.
-   A Pedro le pesa el pecado: “he roto la relación con mi amigo”. A Judas le pesa la culpa: “no he roto nada, mis cálculos han fallado”.
-   Sentirse pecador es una experiencia de fe.
-   Lo suyo es que el perdón se en la comunidad cristiana.
-   En mi vida de fe, el “perdón de Dios” no está ligado al sacramento de la confesión.
-  La experiencia de Pedro (aceptación de su miseria, compartirlo, encontrarse y encontrar a lo que está llamado a ser) es “la piedra sobre la que Jesús edifica su iglesia”.
-  La recuperación pasa por el arrepentimiento: la responsabilización sobre el daño causado.
-  La misericordia es la recuperación “desde abajo”, desde las debilidades.
-  Me gusta aparentar el ser bueno, donde me han encasillado, y me preocupa salirme de ahí.
-  Con esta bienaventuranza me acordaba del violador del ascensor: hay que buscar su recuperación, en lugar de machacarlo.
-  La misericordia te sale cuando te sientes un poco superior a los demás.
-  Pero la misericordia no requiere títulos para ser ofrecida.
- Esta misericordia no es una carta blanca: Dios nos acoge desde nuestra ceguera pero no nos exonera de responsabilizarnos de nuestros errores.

Finalizamos con unos avisos: curso de moderadores. Acompañamiento a padres que solicitan el bautismo para sus hijos pero que no pisan la parroquia de Pilarica, ¿alguien quiere acompañar?

Escuchamos la canción de Ain Karem “Te basta mi gracia” y leemos la oración “Derrama mi gracia”.