Jornada de reflexión, evaluación y convivencia PDF Imprimir E-mail
Escrito por red laical San Fernando   
Viernes, 24 de Agosto de 2012 11:25

 

Jornada de reflexión, evaluación y convivencia

 

El sábado 2 de Junio nos reunimos en “Landirás” los grupos de la Red Laical de San Fernando y Sanlucar. Comenzamos con una oración y agradecidas proclamamos con una canción “bendito el lugar y el motivo de estar ahí, bendita la presencia de cada una de las personas que asistieron y también de aquellos que por diferentes motivos no pudieron asistir, bendito sea Dios por encontrarnos en el camino una vez más”.

Tras un rato de reflexión personal hicimos balance de lo que para cada una había supuesto todo lo vivido durante el curso, evaluando cada momento desde una acción de gracias y puntualizando con objetividad aquellos aspectos en los que sabemos aun nos queda un camino que recorrer. Queremos destacar la unión que existe entre los tres grupos participantes, la confianza y los lazos que se han ido creando en un corto espacio de tiempo. “Tenemos la sensación de que estemos dónde estemos el Espíritu está con nosotros”.

 

Valoramos la presencia entre nosotros de Santos García y Ana Campo que nos acompañan al mismo tiempo que son dos miembros más de nuestros grupos. Así como la disponibilidad de Encarna Camacho que junto a Santos atienden una vez al mes al grupo de Sanlucar.

El símbolo del día fue el “Pan”:

“Soy harina, signo de una vida amasada por Dios.
Soy grano de trigo molido formando un único pan: signo de unidad.
Soy un poco de sal, signo de una vida compartida. Soy un poco de levadura; tengo en mi la fuerza del bien que crece más allá y por encima del dolor y los problemas del mundo”.

Después de interiorizar la presentación “hacerse pan”, cada miembro del grupo compartió simbólicamente su pieza de pan.

“El dejarme hacer pan bueno partido y repartido no es iniciativa mía
es todo gracia, gratuidad, regalo del que fue el primer pan partido y comido,
del que cada día es pan partido, repartido comido y transformado y en el que cada día me dice:
“Tomad y comed este es mi Cuerpo” para que yo haga memorial y lo repita.
Vivirlo y ofreciéndome siempre a los demás Como El, en El, para El”.

 

El lema del encuentro: “Tu eres una pieza importante”

Entre todas reconstruimos un puzzle que nos hizo reflexionar sobre lo importante que somos cada uno de nosotros para nuestros grupos y toda la riqueza que aportamos desde nuestra pequeñez. Sin perder de vista la pieza central que nos aglutina y nos da sentido como comunidad, como red laical Compañía de María: Jesús. Esas piezas encajan de una forma especial “el carisma de Juana de Lestonnac”.

 

Y tras una gratificante e intensa mañana llegó la hora de la comida a la cual cada grupo aportó su granito de arena desde las habilidades culinarias recibidas.

 

 

Un día muy lleno que nos recarga las pilas y nos ha dejado con las ganas de encontrarnos de nuevo.